Consulta tarot, contenidos  de esoterismo, servicios de tarot telefónico, tirada tarot gratis, horóscopo, predicciones tarot y mucho más ......

Espiritualidad ( Almas Gemelas )




Almas Gemelas

El origen y naturaleza del alma es uno de los mayores secretos de la existencia, y por lo tanto causa de gran fascinación e interés por el ser humano. Antes que hablar o escribir sobre las almas gemelas deberíamos tratar sobre el alma, esa gran parte desconocida de nuestro ser. Son muchas las culturas que en la antigüedad hacen referencia sobre el alma, pero el concepto de alma más próximo lo podemos encontrar en la cultura griega, y para no extendernos en tan amplio y profundo tema, podemos reducir el significado del alma al principio que impulsa la vida dotándola de inspiración e instinto. Ciertamente se le pueden atribuir al alma un importante protagonismo en las funciones psíquicas, intelectuales, así como en los diversos estados de conciencia. Así y todo nos puede resultar difícil de entender ese principio necesario para la vida que rige las más importantes funciones del ser, ya que, es un principio energético que, impregna toda la vida, siendo fruto de la interacción del espíritu con  la materia, de ésta manera se establecen varias  opciones.  Al igual que los gemelos nacen de un mismo parto, la consideración de almas gemelas nos obliga a que éstas tengan el mismo origen, bien el mismo espíritu o la misma materia. 

En el caso de la misma materia, de una forma simplista, pero desde luego bien válida a poco que profundicemos nos encontraremos como almas gemelas a los hermanos, hecho que de alguna manera nos permite vislumbrar la astrología con el signo de Géminis ( los gemelos), cuyo significado interpretativo esencial astrológico es el de “los hermanos”.  

En el caso de un mismo espíritu, sin duda, el tema es más complejo, pues podría abarcar un gran número de especies animales e incluso vegetales, todas ellas participarían de una misma esencia o información, como proceder de un mismo tiempo o lugar, o tener cualquier otro elemento que aporte similitud. En los seres humanos encontramos que algunos participan de las mismas ideas, como ocurre con los practicantes de algunas religiones, siendo incluso frecuente que se les llame “hermanos”,  hermano Pedro, hermano Juan, estos es bastante usual en el catolicismo, pero el vínculo de hermandad los es también en otras confesiones religiosas, ésta denominación de hermano en realidad refiere al significado del término gemelo, que presupone ideas iguales o similares. Pero sin duda, la mayor igualdad la encontraremos en los hermanos biológicos más que en los ideológicos,  ya que, los biológicos también pueden participar de unas mismas ideas, pero queda la puerta abierta a la igualdad ideológica como una forma de ver las almas gemelas.   

Estas almas gemelas de espíritu que participan de los mismos valores, conductas, aficiones, conocimientos, gustos o cuerpo de doctrina ideológico probablemente tengan un vínculo tan fuerte como en el caso de las almas gemelas biológicas, pero no hay que olvidar que en el fondo éstas últimas también tienen un núcleo espiritual que hay que extender al resto de la familia.   

Idealizando el sentido del alma gemela encontramos en ésta a una ser  que entendemos que es igual a nosotros en valores primordiales, y nos tiene que aportar una sensación de familiaridad que quizá interpretamos como de satisfacción y probablemente lo que es más importante de intimidad.  

Las almas gemelas podría decirse que son las almas  hermanas, bien por vía biológica o ideológica, y no parece que en ninguno de los casos sea apropiado la búsqueda del alma gemela como pareja, si puede existir una colaboración en diferentes proyectos, o compartir aficiones, conversaciones, conocimientos y demás inquietudes por afinidad.   

De todo esto queda claro una cosa, que no hay que buscar el alma o las almas gemelas, pues ésta suele ser una pretensión de la dualidad de nuestro EGO, y si algo sabemos con certeza es que no hay dos cosas o personas iguales.   

Refiriéndonos a las almas gemelas que viene por la vía espiritual exclusivamente podemos encontrar a personas que en el pasado o en el futuro han llevado o llevarán a cabo actividades similares, desarrollan personalidades parecidas, y viven destinos con muchos puntos en común, interesándose por las mismas áreas del conocimiento, pudiendo incluso llegar a tener un parecido físico, puede que éstas personas sigan un patrón de identidad común que permite verles como almas gemelas, existe una tendencia a identificarnos con ciertas personas, o idealizar un modelos de persona a la que buscar, pero muchas veces hay una carencia de conciencia de la propia identidad.   

El tema de la identidad personal es una necesidad vital y psíquica que se realiza a través de otras personas y seres, el alma gemela es uno de los aspectos metafísicos de dicha cuestión.  

Se puede concluir que el alma gemela es la necesidad de tener un igual, de aspirar a tenerlo, e incluso crearlo, con el fin de compartir un destino, de no realizar en solitario un camino, y de sentir que no estamos sólo en nuestro trabajo interior y espiritual. Podemos ver también un temor a la soledad y una necesidad de acompañarnos por lo más conocido, por nosotros mismos.   

“ No hay duda que pensar en la existencia de un alma gemela con la que formar pareja es muy bonito o romántico, pero no deja de ser la fantasía de una inquietud emocional, personal incluso espiritual”  

Equipo www.esoterismo.net

Ó Todos los derechos reservados

 

PUBLICIDAD

www.tarotvisa.net

www.http://esoterismo.net/sitemap/mapa_web_esoterismo.htm


Artículos relacionados

El Karma Heredado

Los efectos sobre el destino que con más claridad se suelen percibir en la vida son los que corresponden al Karma heredado, y porque no decirlo, también al Dharma, ambos están en la balanza de la herencia, al igual que en el plano material tenemos las obligaciones y derechos, los padres nos pueden dejar un buen patrimonio pero también importantes deudas, lo que traducido al plano espiritual sería un Dharma o un Karma.  Este legado de naturaleza familiar lleva implícito un efecto en esferas más distantes como el grupo social o la cultura y  país donde se nace.

Leer más

El espíritu santo y el misterio de la trinidad

El  misterio de la trinidad en el cristianismo consta de tres partes que a su vez forman una divinidad, pero sobre esto hay diferentes versiones ya que se trata de un misterio, o mejor dicho de algo no explicado porque no deja claridad respecto a que se refiere. Si nos debemos a la literalidad de las palabras, Padre, Hijo y Espíritu Santo, la cosa no es muy difícil con el Padre y el Hijo, el Padre es el creador, cuyo máximo exponente como hijo en el cristianismo es Jesús, el Padre nuestro, Padre celestial, es en realidad el Dios de Adán y Eva, el dios creador del ser humano, Jesús es hijo del padre, al que se le aparece el Espíritu Santo, o posee el Espíritu Santo. La cuestión del Espíritu desde la antigua cultura Sumeria se refería a la esencia divina que impregnaba la vida y se transmitía a través de ella, al igual que se transmite la información con los genes, pero cuando tratamos de Espíritu Santo hay que pensar en una esencia superior, en las antiguas escrituras se hacen muchas referencias a diferentes aspectos del Espíritu Santo con diversos nombres, quizá con ello se quiera indicar las múltiples maneras en que Dios  manifiesta su poder y cualidades e impregna a los seres humanos, “Espíritu de Vida, “Espíritu de Sabiduría”, Espíritu de la Verdad”, etc…. Quizá para entender el llamado misterio de la trinidad con tres entidades que conforman una sola, sea mejor entender la trinidad como tres entidades diferenciadas por su naturaleza pero vinculadas entre si por un elemento común, y quizá por ello se entienda que Dios esta en todos nosotros.

Leer más

 

 



Con la tecnología de Google

 www.esoterismo.net